Todo en el mapa

En las primeras horas críticas después de un desastre, conseguir ayuda allí donde se la necesita depende de buenos mapas. Pero sólo cinco años atrás, únicamente se habían trazado mapas detallados de un mero 15% de la superficie del mundo.

Haiti map

Port-au-Prince por satélite (izq.), y el mapa diseñado por los usuarios (der.). Esta zona estaba bien documentada por los cartógrafos antes del terremoto, pero los usuarios inmediatamente aceleraron el trazado de mapas con la ubicación de hospitales, áreas de campos de ayuda y escuelas cuando ocurrió el desastre. Google 2010.

“El trazado de mapas era un proceso lento y costoso, reali­zado por personas especialmente capacitadas para la tarea, originariamente por militares,” explica Lalitesh Katragadda, cofundador de Google India y principal desarrollador de Map Maker, un instrumento online que permite a gente de todas partes del mundo hacer contribuciones a la cartografía. “Al principio fue creado con el propósito de permitir acceso y recursos naturales y en parte como una garantía de seguridad. Las consideraciones modernas –tales como el desarrollo y las necesidades de la gente– en realidad no se tomaban en cuenta. En muchos países, sobre todo en el mundo en desarrollo, todavía estamos utilizando mapas trazados en los siglos XIX y XX.”

¿Pero acaso los satélites no registran cada milímetro del planeta? “Cierto…,” reconoce Lalitesh, “pero las imágenes de satélite sólo pueden mostrarnos dónde están los caminos y las carreteras, no si son buenos o malos. Ni pueden identificar escuelas, hospitales, instalaciones eléctricas o hidrológicas y otros centros.”

Map Maker se propone cerrar esta brecha: los recientes progresos en las imágenes de satélite de alta resolución y la tecnología cartográfica significan que cualquiera que tenga acceso a un ordenador y el Internet puede contribuir al proyecto. “Es muy fácil: entras a Map Maker y buscas la imagen de satélite de tu zona,” explica Lalitesh. “Buscas la red de caminos existente y agregas puntos de referencia como edificios y otros hitos. O si la imagen no muestra ningún camino o sendero, puedes añadirlo. Típicamente, una vez que alguien empieza, otros se van agregando y añaden información, y muy pronto vemos una explosión de cartografía. Unos mecanismos de chequeo internos aseguran la exactitud de la información, que luego se pasa a nuestro servicio asociado, Google Maps.”

Map Maker se usó por primera vez para ayuda de desastre después del Ciclón Nargis, que asoló a Myanmar en mayo de 2008, dejando unos 80.000 muertos, 60.000 desaparecidos y hasta 2,5 millones de personas necesitadas de auxilio. “Dentro de las 12 horas después del ciclón, la ONU se puso en contacto con Google Maps, explicando que no había mapas del país. Nosotros obtuvimos las autorizaciones necesarias y dentro de cuatro días habíamos trazado un mapa de 3.000 puntos logísticos, hospitales, carreteras principales y vías fluviales. La mayor parte de todo esto fue hecha fuera del país, pero parte de la información también fue contribuida por los habitantes locales, en el terreno.”

Map Maker fue lanzado para uso público en junio de 2008, y poco a poco fue expandiéndose a más de 150 países, con atención centrada en países en desarrollo. Y esta actividad cartográfica comunitaria ya ha demostrado su utilidad. “Haití era uno de los países del cual nos habíamos estado ocupando, de modo que cuando fue asolado por el terremoto, ya contaba con mapas bastante buenos. Los pusimos a disposición para trasvasar y cargamos los teléfonos Google con los más recientes mapas para los trabajadores de auxilio. Y todo el tiempo los voluntarios estaban poniéndonos al día respecto a los cambios en la infraestructura de la isla.”

Actualmente Google está trabajando con la ONU para ayudar a crear mapas de respuesta a desastres. “Fue alentador ver que, dentro de los 60 días desde que Map Maker había abierto diferentes partes del mundo, la ONU lo había utilizado para crear 40 mapas diferentes de respuesta a desastres,” dice Lalitesh.

Mas a pesar de este progreso, sólo se han trazado mapas a nivel de vecindario para otro 15% más del mundo a través de Map Maker, lo cual significa que 70% aún queda por cubrir. “Es un proceso lento,” dice Lalitesh, pero agrega: ”Ustedes pueden ayudar. Escojan cualquier país que conocen. En especial necesitamos ayuda de gente que ha visitado países en Africa, donde las conexiones con Internet no son tan buenas, sobre todo nombres de carreteras, hospitales e instituciones de educación. Estas son las primeras cosas realmente importantes que hace falta conocer cuando ocurre un desastre.”

Para un buen ejemplo de cartografía “antes-y-después” de la res­puesta a emergencias, ver www.unitar.org/unosat-and-google-shape-future-geographic-information-emergency-response.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés