Manteniendo la paz

Sophie Ravier, 33, trabaja como oficial del medio ambiente del Departamento de Apoyo en el Terreno de la ONU, que está a cargo del apoyo logístico de las misiones encargadas del mantenimiento de la paz de la ONU. TUNZA conversó con ella sobre la relación entre el mantenimiento de la paz, los conflictos y el medio ambiente.

¿En qué medida los conflictos son impulsados por recursos naturales?

Los factores medioambientales rara vez, o nunca, son la única causa de un conflicto violento. Investigaciones realizadas por el PNUMA, entre otros, sugieren que en los últimos 60 años, por lo menos 40% de todos los conflictos entre estados estaban vinculados a problemas de recursos naturales. Desde 1990 a esta parte, por lo menos 18 conflictos violentos fueron alimenta­dos por la explotación de recursos naturales, ya sea recursos “de alto valor” como madera, diamantes, oro, minerales y petróleo, o recursos escasos como tierras fértiles y agua. Por otra parte, el cambio climático también es considerado como un “multiplicador de amenaza”, exacerbando las amenazas causadas por pobreza persistente o por instituciones débiles de gestión de los recursos.

¿Qué es el mantenimiento de la paz de la ONU?

Es una manera de ayudar a países desgarrados por conflictos a crear condiciones para una paz duradera. En 1948, por primera vez, el Consejo de Seguridad hizo uso de observadores militares de la ONU en el Medio Oriente para vigilar el Acuerdo de Armisticio entre Israel y sus vecinos árabes. Desde entonces ha habido 63 operaciones para el mantenimiento de la paz, mundialmente.

Keeping the peace

UN Photo/Albert Gonzalez Farran

Las operaciones en terreno han evolucionado desde las misio­­­nes “tradicionales” con tareas estrictamente militares hasta con­vertirse en complejas empresas “multidimensionales” desti­­nadas a asegurar la implementación de acuerdos de paz y ayudar a establecer los fundamentos para una paz sostenible. Los encar­gados de mantener la paz, entre los cuales se cuentan miembros de la población civil, de la policía y personal militar, hacen cuanto está en su poder para ayudar a formar instituciones guberna­men­tales sostenibles, desde la vigilancia de los derechos huma­nos y la reforma del sector de seguridad, hasta el desarme, la desmovilización, y la reintegración de excombatientes.

¿Qué impacto tiene el mantenimiento de la paz en el medio ambiente?

Con frecuencia, los países en los cuales se utilizan miles de miem­bros de personal para el mantenimiento de la paz cuentan con muy poca infraestructura. Todas estas personas producen residuos que pueden tener impacto sobre el medio ambiente local. Por otra parte, las misiones temporarias enviadas a zonas remo­tas a menudo generan su propia energía utilizando gran cantidad de combustible, emitiendo gases de invernadero y en ocasiones causando contaminación del suelo. En zonas con escasez de agua como Darfur o Chad, la comunidad local podrá considerar la misión de la ONU como una competidor. De manera que debemos administrar todos los recursos cuidadosa y correctamente para evitar cualquier posible tensión.

¿Qué medidas están tomando para hacer más sostenible el mantenimiento de la paz?

Hemos identificado la necesidad de mejorar la huella medio­ambiental de los encargados de la tarea de mantener la paz. A tal fin, en 2009 elaboramos una política ambiental interna. Los puntos clave incluyen: los desechos, la energía, el agua, sustancias peli­grosas, animales y plantas silvestres, y la gestión de los recursos culturales e históricos. Se asignó un oficial para el medio ambiente para cada una de las misiones. La misión en Sudán ahora utiliza plantas para el tratamiento de aguas residuales, reduciendo con ello el consumo de agua. Y la misión de Timor-Leste, entre otras, organizó diversos eventos en conexión con el Día Mundial del Medio Ambiente. En 2009, 13 misiones participaron en la Campaña de los Mil Millones de Arboles del PNUMA, con la promesa de plantar 117.848 árboles.

¿Acaso la ecologización de las misiones para mantener la paz afectan al país anfitrión una vez concluida la misión?

En realidad es demasiado pronto para poder decirlo con certeza, pero es cierto que al practicar buena gestión ambiental y dar un buen ejemplo en sus propias operaciones, la ONU debiera tener una buena influencia sobre las comunidades locales, lo cual debería servir de apoyo para su transición post-conflicto a un desarrollo sostenible una vez que los trabajadores de la misión se hayan marchado.

Para averiguar más detalles sobre el mantenimiento de la paz de la ONU, visita www.un.org/spanish/Depts/dpko/dpko; para más información sobre el depar­tamento de Sophie visita www.un.org/spanish/Depts/dpko/dpko/dfs.shtml; y para más detalles sobre lo que está haciendo la ONU respecto a las emisiones de CO2 visita www.greeningtheblue.org/what-the-un-is-doing/department-peacemaking-operations-dpko.
  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés