Los estudiantes de medicina señalen el camino

stethRenzo Guinto, estudiante de medicina, defensor del medio ambiente y Joven Enviado Medioambiental Bayer 2007, cree que los movimientos para la salud mundial y para el medio ambiente deberían unir fuerzas, y explica cómo los jóvenes médicos de todas partes están señalando el camino alrededor del mundo.

Docenas de artículos y trabajos de investigación de todas partes del mundo explican claramente el impacto del cambio climático sobre la salud humana. En 2009, una comisión formada por The Lancet y el Colegio Universitario de Londres (UCL) declaró el cambio del clima “la más grande amenaza mundial a la salud del siglo XXI”. Las enfermedades como el dengue y el cólera están en aumento. La gente está afectada por los incrementos en la severidad y la frecuencia de desastres naturales como los tifones en muchos países, incluso Filipinas, en tanto que en Africa la sequía está ejerciendo impactos sobre el suministro de alimentos.

Y sin embargo, en el tapete de las negociaciones internacionales y en la educación basada en la comunidad, poco énfasis se ha puesto en el impacto del cambio climático sobre la salud. Más bien se lo presenta como un problema económico y político, o meramente un problema medioambiental. Mas hasta entre los ambientalistas, la gente está en desacuerdo tanto a lo que se refiere a la ciencia como a las soluciones.

La salud lo unifica todo

¿Pero y si el cambio climático fuera reformulado como un asunto de salud? El artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos dice que “toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar”. Cada Estado miembro de las Naciones Unidas es responsable ante sus ciudadanos, y la falta de emprender medidas respecto al cambio climático es una violación del derecho humano a la salud.
El movimiento medioambiental mundial debería enfocarse en los impactos del cambio climático sobre la salud. Posiblemente las comunidades no comprendan términos como la “emisión de carbono” o “tope y trueque”, pero sí entenderán cómo la escasez de agua y alimentos amenaza a la nutrición, cómo el calentamiento alienta a los mosquitos portadores de malaria, y cómo las inundaciones pueden llevar a enfermedades y muerte. Con esta comprensión, es más probable que emprendan medidas positivas.

Creando un movimiento

En octubre de 2010, la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina (FIAEM), una federación integrada por 1,2 millones de estudiantes de medicina en todo el mundo, lanzó una petición online instando a los gobiernos a “volver a poner la salud en las negociaciones sobre el cambio climático”. FIAEM llama a una “plena participación y consultación de la comunidad sanitaria internacional en las negociaciones internacionales dentro del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”, en la esperanza de que las negociaciones “lograrán formular un tratado mundial justo, ambicioso y legalmente vinculante”.

Con este acto audaz, los estudiantes de medicina esperan alentar a la Organización Mundial de la Salud, a la Asociación Médica Mundial y a todas las demás organizaciones no-gubernamentales y fundaciones que trabajan para la salud a que emprendan el liderazgo en este nuevo movimiento.

Tanto el movimiento mundial para la salud como el movimiento para el medio ambiente debieran hacer uso de este momento, haciendo un fondo común de sus recursos, sus esfuerzos y sus voces para crear proyectos de alto impacto que abarquen problemas de salud, medio ambiente y hasta de pobreza. Así por ejemplo, un foro mundial sobre medio ambiente y salud permitiría a los activistas discutir y analizar temas a través de un lente combinado de medio ambiente y salud, con el fin de llegar a una estrategia global para la toma de medidas colaborativas.

Si encaramos el cambio climático como un asunto de salud, estoy seguro de que el mundo llegará más pronto a un acuerdo para medidas de acción positiva.

Para más información, ver: www.environmentalgovernance.org

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés