Los deportes de invierno : El cambio climático y la industria del esquí

© Kalevkevad

© Kalevkevad

La industria de los deportes de invierno no puede permitirse ignorar los efectos del cambio climático. En el espacio de 30 años, las precipitaciones en las montañas se han vuelto más erráticas, y las temporadas de esquí más cortas. En 2004, la falta de nieve obligó a la clausura de cuatro centros turísticos en Escocia. En la primavera de 2012, un súbito período de calor derritió toda la nieve en Ottawa, Canadá. En Bolivia en 2011, el telesquí más alto del mundo, situado a 5.395 metros en Chacaltaya, tuvo que cerrar debido a derretimiento glacial. Y en los Alpes europeos, la falta de nieve y tormentas imprevisibles han desestabilizado la economía de los deportes de invierno.

Los expertos están de acuerdo en cuanto a la probabilidad de que la tendencia habrá de continuar. Un informe del PNUMA de 2006 advirtió que las estaciones de esquí a baja altitud en Europa, América del Norte y Australia se encuentran bajo la amenaza del cambio climático, y proyecta que, en el peor de los casos, ninguna de las estaciones de esquí de Australia sería económicamente viable para 2070 si continúan las actuales tendencias de derretimiento de hielo. Y en 2006, las zonas alpinas europeas situadas debajo de los 1.600 metros ya están recibiendo un 20% menos de nieve — mala noticia para la industria europea del esquí, puesto que muchas estaciones de esquí en Austria, Alemania e Italia se encuentran a una altitud debajo de los 1.300 metros. Además, el derretimiento del permafrost también aumentará el riesgo de peligrosos desprendimientos de tierra y hará necesario apuntalar estructuras como los telesquíes.

La pérdida de días de esquí significa un enorme golpe económico. La industria del turismo de Suiza es la fuente de ingreso más importante en las zonas alpinas. Si el cambio climático obliga a la clausura de los centros debajo de los 1.500, el país perdería un 37% de sus 230 centros turísticos. Un análisis encargado por el gobierno de New Hampshire en EE.UU. estimó que una pérdida de 10–20% de días de esquí en New Hampshire significaría una pérdida de 42–84 millones de dólares. Algunas estaciones de esquí están ofreciendo deportes fuera de temporada, como golf y parapente. También están extendiendo las pistas de esquí a alturas mayores –a menudo en conflicto con los reglamentos para la protección de la vida silvestre– o extendiendo las temporadas con el uso de nieve artificial.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés, Ruso