La salud y el cambio climàtico 2

© JL-Peret_UNEP

© JL-Peret_UNEP

Alimentos, agua y saneamiento: En 1995, el número de personas que sufrían de hambre crónica y desnutrición –la mayoría en Africa subsahariana y Asia del Sur– alcanzó su punto más bajo de 800 millones; desde entonces, el número ha ido subiendo, llegando a los 925 millones con los recientes aumentos del precio de los alimentos. Más de la quinta parte de los habitantes en el mundo en desarrollo no pueden obtener agua potable limpia y alrededor de la mitad carecen de saneamiento adecuado. Unos 1.500 millones de habitantes ya viven en regiones que sufren escases de agua. El clima cambiante empeorará las cosas, por ejemplo con las sequías y sus consecuencias de pérdidas de cosecha, desnutrición y enfermedad, además de las inundaciones, que ejercen demasiada presión sobre sistemas de saneamiento ya inadecuados, y causan daño a las tierras de cultivo. Las precipitaciones reducidas y las poblaciones en aumento en Africa del Sur y Central, Europa y el Mediterráneo, y en el sur de los Estados Unidos, aumentarán el número de personas que viven con escasez de agua, reduciendo aún más el rendimiento de los cultivos. El deshielo de los glaciares llevará primero a las inundaciones corriente abajo, y luego, a medida que estos sistemas de almacenamiento de agua van desapareciendo, a sequía. Por otra parte, las pautas cambiantes de las enfermedades de plantas y ganado también reducirán la productividad agrícola.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés