La gestión de los excrementos humanos: Fertilizantes naturales

Por milenios la gente ha utilizado excrementos humanos en sus cultivos como fertilizantes, aprovechando la energía y los nutrientes que contienen, como nitrógeno, potasio y fósforos.

Hoy día, el mismo principio se usa en la aplicación de los sedimentos de las aguas residuales a las tierras agrícolas. Una vez tratada para filtrar y limpiar el agua, lo que queda es una masa semisólida, conocida como biosólidos. Los biosólidos de buena calidad, no contaminados, se aplican a los campos agrícolas en todas partes del mundo, especialmente en Europa y Japón. Pero la fertilización de los campos con los biosólidos debe hacerse con gran cuidado, dado que pueden contener patógenos, metales pesados, sustancias químicas, productos farmacéuticos, etc.

Los biosólidos también pueden utilizarse para la remediación de los bosques, para llenar sitios de vertederos, y para la creación de paisajismos urbanos. Son útil alimento para biodigestores o pueden ser incinerados para la reactivación de calor y generación de electricidad. Los biosólidos hasta pueden usarse como un material de construcción, por ejemplo para pavimento o ladrillos de construcción.

(R) City of Fayetteville Arkansas

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés