Granos maravillosos

4: Mijo

Se cree que el mijo fue uno de los primeros cereales cultivados. El comienzo de su cultivo puede remontarse a 7.000 años atrás en la antigua Asia y Africa, donde aún crece como una planta silvestre. Hay pruebas de que solía cultivarse en Suiza durante la Edad de Piedra, y se ha comido en el Norte de Europa desde la Edad de Hierro. En efecto, durante el Medioevo europeo fue el cereal básico para la región. El mijo es el pequeño grano redondo de varias variedades de hierba, la más popular llamada Pennisetum glaucum, sumamente resistente en climas cálidos y suelos pobres. Actualmente más cultivado en Africa y la India, el mijo aún puede encontrarse en muchas cocinas alrededor del mundo: en Asia del Sur se utiliza para hacer pan plano, como chapati y roti. Su textura suave y cremosa, fácil de digerir, es más rica en calorías que el trigo, y está llena de nutrientes cardio-protectores como magnesio y fósforo. Los estudios han demostrado que el magnesio también es eficaz para proteger contra la diabetes Tipo II, y el mijo promociona un grado constante de los niveles de glucosa en la sangre.

(c) PD-USDA-ARS

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés