Granos maravillosos

La quinua – es decir: ki:nwa:

De desconocido a superestrella con su propia página Facebook – no, no es un cantante, ni un niño prodigio del deporte… nada más que un humilde grano delicioso…¡y es bueno para tu salud!

Durante los últimos años, el estatus de este grano andino, cultivado por siete milenios, ha ido aumentando constantemente como un alimento lleno de nutrientes, bajo contenido de grasa, inocuo para el medio ambiente, con ligero sabor a nueces. La quinua puede comerse como un cereal, preparada como un arroz o cuscús, o molida y horneada como un pan. Y su gran contenido de proteína, riqueza en minerales, vitaminas y ácidos grasos la convierte en un alimento valioso, especialmente para vegetarianos.

Los colonizadores españoles pasaron por alto la quinua a favor del trigo, la cebada, el maíz y las patatas, con el resultado de que, hasta hace poco, sólo era cultivada por pequeños agricultores en el altiplano de los Andes. Pero el Director General de la FAO José Graziano da Silva declaró el año 2013 como el Año Internacional de la Quinua, diciendo que la planta podría “jugar un importante papel en la erradicación del hambre, la desnutrición y la pobreza”. La designación honró a los pueblos indígenas de los Andes por su rol en proteger la quinua y declaró su apoyo al desarrollo sostenible de su cultivo en todas partes del mundo.

Pero a medida que la popularidad de la quinua fue aumentando, emergió una controversia: los granjeros que la cultivaban ya no podían permitirse comerla, y empezaron a recurrir a alimentos menos nutritivos y más baratos. Y por otra parte, en respuesta a la demanda mundial, otros granjeros empezaron a cultivar quinua más vale que mantener llamas, poniendo así fuera de equilibrio la práctica agrícola tradicional y agotando los suelos, en vista de que ya no había suficiente estiércol de las llamas para usar como fertilizante para los cultivos.

Ahora, la esperanza es que el cultivo internacional de la quinua quitará la presión ejercida sobre sus cultivadores tradicionales, permitiéndoles continuar sacando provecho de la planta, pero al mismo tiempo haciendo buen uso de ella, aliviando la inseguridad alimentaria alrededor del mundo. Gracias a la capacidad de la quinua de prosperar en una variedad de condiciones, está cultivándose ahora más allá de los Andes — en Canadá, Dinamarca, EEUU, Francia, el Himalaya, en India, Italia, Kenia, en los Países Bajos y en Suecia.

¿Quieres probar?

A medida que la quinua ha ido viajando alrededor del mundo, la gente ha estado experimentado e incorporándola en toda clase de platos. Aquí nombramos algunos para que los pruebes.

Ensalada

Simplemente lava la quinua e hiérvela, en una proporción aproximada de 2:1 de agua a quinua, durante más o menos 20 minutos. Cuando sale una colita de cada uno de los granos, está lista. Remuévela, deja que se enfríe, y agrega pepinos, cebollas, tomates, perejil y menta cortados, además de aceite de oliva y jugo de limón.

Saltadas

Coloca los granos en una cacerola seca y caliente, lo mismo que harías con palomitas de maíz o pochoclo, sólo sin aceite. El resultado son pequeños trocitos crujientes que pueden comerse como un tentempié.

Panqueques

Las quinuas cocidas pueden incor­po­rarse a pan­queques tradicionales para agre­gar­les textura y nutrición. Prueba añadir una taza de quinua cocida a 225 gramos de harina, 2 cucharaditas de polvo de hornear, un huevo, 15 gramos de mante­quilla derretida, y 300 mililitros de leche. Mezcla los ingre­dientes secos, luego agrega la quinua con la harina, el polvo de hornear, y dos pizcas de sal. Luego cocina como un panqueque normal.

Como arroz especiado

Simplemente sautée cebollas y ajos picados en aceite de oliva por unos minutos, y luego añade una taza de quinua y revuelve hasta que la mezcla quede ligeramente dorada. Vierte 2 tazas de caldo o agua en la mezcla, llévala a hervir, y déjala hervir a fuego lento durante unos 15 minutos hasta que los granos estén tiernos y han absorbido todo el líquido. Puedes añadir verduras a este arroz si quieres – ¡pero también es buenísimo comido por sí solo!

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés