En el barro hasta la cintura

Conferencia Infantil Internacional de Biodiversidad 3

Emily Keal

© Karen Eng

Los jóvenes delegados literalmente se sumergieron en acción en la laguna de Kanshiro. Aquí, los chicos se enteraron que peces de tipo Rhodeus ocellatus del Japón están amenazados por especias invasivas, incluso el robalo de boca grande y la rana toro, ambos de América del Norte.

“Cuando vi la laguna, pensé ‘¡No me quiero ensuciar!’”, dijo Nadhirah Mohar (13 años), de Malasia. “Pero estaba obstruida con barro y hacía falta drenar y limpiarla: así que nos dieron redes y baldes para salvar los peces y otros animales.”

Mientras los campesinos drenaban la laguna, los jóvenes delegados, junto con 150 niños escolares japoneses, vadeaban el agua para atrapar percas, carpas, bermejuelas, ranas toro, tortugas, mejillones y otros más, dividiéndolos en diferentes baldes para su identificación. Las especies útiles y nativas se devolvían al agua una vez limpiada y rellenada la laguna, y las especies foráneas se extirpaban.

“Me dolió que el robalo de boca grande se arrojaba en un balde sin agua para que se muriera,” dijo Nadhira. Pero a Phuong Nguyen (13 años), de Viet Nam, la experiencia la dejó impresionada. “Drenar la laguna fue trabajo muy pesado. Pero aprendí que nuestras acciones tienen un efecto directo sobre la biodiversidad.”

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés