El desafío del agua 1

© N Silpngamlert UNEP

© N Silpngamlert UNEP

Más de 1.500 millones de habitantes viven en países que sufren de escasez de agua, que ocure cuando las provisiones descienden por debajo de un promedio de 2,750 litros por persona por día. Esto obstaculiza la producción de alimentos y el desarrollo económico –haciendo aún más vulnerables a las comunidades– y conlleva serias consecuencias para la salud humana. El mal saneamiento es la principal causa de muerte prematura en el mundo.

A medida que las poblaciones humanas se van expandiendo será necesario que la provisión fijada de agua potable del mundo se extienda cada vez más. Y encima de esto, el cambio climático está alterando los patrones de evaporación y precipitación, de manera que, si bien podrá producirse un exceso de agua en ciertas ocasiones o en lugares sin infraestructura para tratar este exceso, se pronostica que otras fuentes de agua se secarán. Las dos regiones de mayor escasez de agua del mundo –Africa y el Cercano Oriente– también tienen las poblaciones de más rápido crecimiento, y además podrían sufrir las más severas condiciones de sequía asociadas con el cambio climático. Se ha estimado que entre ambos –el cambio climático y el aumento de la población– el número de habitantes que sufren de escasez de agua aumentará a más del doble durante las décadas venideras.

En todas partes del mundo, la gente está haciendo todo lo posible para extraer hasta la última gota de agua de los recursos disponibles, introduciendo técnicas que van desde las últimas técnicas más sofisticadas –incluso la desalinización– a los sistemas de almacenamiento más simples, como los toneles de agua, que pueden instalarse en las viviendas.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés