La campaña del corcho

Por Lea Keiper, 17, interna, Revista TUNZA, 2011

El corcho ha sido el material principal de los tapones para las botellas de vino desde 1700. Pero en años recientes, los tapones plásticos y las tapas de rosca han ganado gran popularidad en el mercado mundial. TUNZA investigó el asunto.

© Clive Muir, www.grazalemaguide.com

© Clive Muir, www.grazalemaguide.com

Tapones de corcho natural

Unos 2,2 millones de hectáreas de bosques de alcornoques  – la mayoría en España mediterránea y Portugal – producen una cosecha mundial de más o menos 300.000 toneladas de corcho anualmente. El alcornoque debe tener una edad de 25-30 antes de que pueda cosecharse su corteza, y las primeras dos cosechas por lo general son de calidad inferior. Pero un árbol maduro puede producir 40-60 kilos de corcho cada 12 años por el resto de sus 200 años de vida. La cosecha se hace a mano y no causa daño al árbol. En efecto, es buena para el medio ambiente como un todo, a saber: provoca al árbol a absorber más dióxido de carbono (CO2) mientras está regenerando su corteza, ofrece un sustento sostenible a los habitantes locales, los productos de corcho se reciclan fácilmente, y los bosques de alcornoques son un importante hábitat para especies amenazadas, incluso del lince ibérico.

Pero hoy día el corcho auténtico sólo da cuenta de 60-70% de los tapones para las botellas de vino, mientras los tapones sintéticos y las tapas de rosca están ganando cada vez mayor popularidad. En parte, esto es debido a que su precio es un cuarto del precio de los corchos naturales, pero también porque existe menos riesgo de que el vino se contamine – o “sabe a corcho” – si bien, en todo caso, el riesgo es bastante bajo y la mácula a menudo es menor.

Tapones sintéticos

Obtenibles desde 1993, y dando cuenta del 5-10% del mercado mundial, los tapones sintéticos están hechos de compuestos plásticos diseñados para tener el aspecto (y hacer “pum”) como un corcho natural. No obstante, mientras no conllevan riesgo de contaminar el vino, ofrecen menos protección contra la oxidación. Si bien no son biodegradables, por lo general  son reciclables, pero por lo común el plástico sólo es aceptado por los recicladores en zonas en las cuales la demanda justifica el reciclado de este tipo de plástico.

Las tapas de rosca

Estos cierres están hechos de aluminio y comparten un 15% del mercado mundial de tapones para botellas. Ofrecen un cierre más hermético y por lo tanto impiden que entre oxígeno en el vino por más tiempo que los corchos sintéticos o los naturales, manteniendo la calidad del vino y su capacidad de añejamiento  — si bien sólo por unos 10 años, según sostiene un estudio. También contienen un sello de plástico, y su reciclaje es difícil.

Impactos sobre el medio ambiente

Los estudios sobre el impacto que los diversos tapones ejercen sobre el medio ambiente han hallado que los beneficios del corcho de con mucho son mayores que las ventajas de sus alternativas de aluminio y plástico en casi todas las áreas (ver Tabla). Lamentablemente, pese a los esfuerzos de los fabricantes y recicladores, los tapones de plástico y aluminio con frecuencia acaban en el mar, poniendo en peligro la vida marina y contribuyendo a la basura marina en constante aumento. Además, los tapones sintéticos amenazan la conservación de los bosques de alcornoques. Sin el mercado de corchos, los bosques probablemente degradarán o hasta desaparecerán del todo.

El costo ambiental del corcho en relación con los cierres de aluminio y plástico para botellas de vino

Indicador ambiental Corcho Aluminio Plástico
Consumo de energía no renovable 1,00 4,33 4,87
Consumo de agua 1,90 1,00 3,06
Emisiones de gas de invernadero 1,00 24,24 9,67
Contribución a la acidificación atmosférica 1,00 6,15 1,54
Formación de oxidantes fotoquímicos 1,00 4,04 1,48
Eutrofización del agua superficial 1,00 1,10 1,52
Producción de basura sólida 1,00 1,99 1,57

Fuente: Amorim/Pricewaterhouse/Coopers

TUNZA concluyó que es hora de adoptar una posición. Por lo común es imposible ver si el tapón de una botella esconde un corcho sintético o natural, y no siempre es obvio si es un tapón de rosca, de modo que debería solicitarse a las empresas dar esta información en las etiquetas o rótulos de cada botella. Esto permitiría al consumidor tomar una decisión informada antes de su compra, y la posibilidad de apoyar el medio ambiente en forma activa en vez de dañarlo.

¡Busca en www.tunza.mobi/es/corkit-es y únete a nuestra campaña!

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés