Alimentando los Juegos

© Andre Abrahami-CC-2.5

© Andre Abrahami-CC-2.5

Atletas, personal, espectadores, voluntarios, dignatarios, periodistas: muchas bocas que alimentar y muchos cuerpos activos para infundirles vigor. Para cuando los Juegos hayan terminado, se habrán devorado 14 millones de comidas.

¿En qué consisten 14 millones de comidas? Los organizadores estiman que la cantidad total consumida consistirá en 25.000 panes, 75.000 litros de leche, 232 toneladas de patatas, 82 de mariscos, 31 de aves, 100 de carne, 19 de huevos, 21 de queso, y 330 de frutas y legumbres. ¡Los organizadores lo llaman “la más grande operación de hostelería del mundo en tiempos de paz”!

Con una demanda tan enorme, tiene sentido, tanto práctico como medioambiental, proveer alimentos de fuente sostenible, localmente y éticamente, y servir los alimentos más nutritivos posibles — ¡después de todo, se trata de las Olimpíadas! El objetivo es que los encargados del servicio se adhieran a normas de obtención sostenible así como a las pautas de servir un 75% de comidas y bebidas no-procesadas, 50% de fuentes locales y 30% orgánicas, con menos énfasis en los alimentos de origen animal.

Estas directrices no sólo son buenas para el planeta –puesto que reducen las emisiones de gas de invernadero y alientan la agricultura orgánica–, pero también ofrecen una oportunidad para transformar la industria alimenticia del Reino Unido a largo plazo. Dar prioridad a los proveedores locales es un verdadero incentivo económico para los agricultores del país, y el énfasis de los Juegos en los alimentos locales, orgánicos y estacionales dejará el legado de una mejor comprensión del público en cuanto a los asuntos de salud, ética y sostenibilidad relacionados con lo que comen y beben.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés