7 maravillas forestales: 1 Los gusanos de seda

Silkworms

© Fastily-GNU-FDL

Todo comenzó en 2640 aC, nos cuenta Confucio, cuando una emperadora china por accidente dejó caer un capullo de gusano de seda en su taza de té y descubrió que era posible desenrollar un hilo muy fino del capullo. Y China monopolizó el comercio de la seda manteniendo su producción –de orugas alimentadas en hojas de morera– en secreto del resto del mundo. Cualquier persona atrapada tratando de contrabandear huevos, gusa­nos o capullos era castigada con la pena de muerte. El conocimiento crucial recién llegó a Europa alrededor del año 550 dC. Aún hoy, la seda de los árboles de morera domina el mercado, pero tam­bién se recogen muchas otras especies de gusanos de seda de los bosques. En Madagascar, por ejemplo, el gusano de seda malgache se alimenta de los bosques primarios de tapia (Uapaca bojeri) de la región de tierras altas de Amoron’I Mani; pero sólo quedan 50.000 hectáreas de bosque, y hasta éstas están amenazadas de tala, incendios y los pinos invasores.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés