7 cambios globales – Los POPs

© James Gathany/CDC

5: Los POPs

Los contaminantes orgánicos persistentes (conocidos internacionalmente por sus siglas en inglés: POPs) incluyen pesticidas como el DDT, sustancias industriales como los bifenilos policlorados (BPCs), y dioxinas y furanos, productos secundarios de procesos industriales o incineración de desechos. Como su nombre sugiere, los POPs permanecen en el medio ambiente durante años enteros, pueden ser transportados a través de grandes distancias por el viento y las corrientes de agua –acumulándose sobre todo en las regiones polares– y entran en la cadena alimentaria, representando un peligro para la salud humana así como la del planeta. El DDT se convirtió en el POP más famoso debido al libro Primavera Silenciosa de Rachel Carson, publicado en 1962, que condujo a su retirada en los EE.UU. Aún utilizado en la lucha contra la malaria hoy día, el DDT causa anormalidades en la vida silvestre y se encuentra en la leche humana. La comunidad internacional está tratando de eliminar los POPs bajo el Convenio de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes de 2001. Bajo el tratado ya se ha eliminado o restringido el uso de 12 POPs específicos, pero continúa agregando otras sustancias a su lista prohibida según sea necesario.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés