1. Las acacias

Acacia trees

(c) Mark A. Wilson

7 maravillas del suelo

En regiones áridas, las sequías, el pastoreo excesivo, la agricultura intensiva, la minería y la deforestación pueden convertir tierras antaño fértiles en desiertos. Una forma de restaurar el suelo consiste en plantar árboles, sobre todo aquéllos que “fijan” nitrógeno, extrayéndolo de la atmósfera y poniéndolo a disposición de otras plantas. Típicamente, estos árboles son de raíces profundas, lo cual les ayuda a retener humedad en el suelo, así como mejorar la estructura del suelo al proveer follaje en descomposición. Las acacias son populares porque son de crecimiento rápido y pueden prosperar en condiciones rigurosas. En Hawaii, la Acacia koa establece vegetación en tierras pastoreadas en exceso, en la India, la Acacia nilotica rehabilita suelos salinos, en Australia, la Acacia saligna está reverdeciendo los sitios de muchos campos de minería de arena. El Proyecto Acacia de la FAO de 2004 ya ha beneficiado a 44 comunidades en seis naciones africanas con la plantación de acacias en tierras agrícolas vulnerables. Los árboles ayudan a restaurar la fertilidad del suelo, proveen leña y forraje, protegen los cultivos, y además proporcionan goma arábiga, que es recolectada y vendida a la industria alimentaria.

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés, Ruso