¿Recuerdas el día que decidiste ayudar?

Live Aid

Live Aid

El 13 de julio de 1985, 72.000 personas se reunieron en el Estadio de Wembley en Londres, y 90.000 en el Estadio JFK en Filadelfia para Live Aid (Ayuda en Vivo), un masivo concierto de rock transcontinental transmitido en vivo a un público estimado en 1.500 millones de personas en 100 países, con el propósito de recaudar dinero para las víctimas de la hambruna que asoló a Etiopía entre 1984 y 1985. Live Aid marcó un momento sin precedentes en la historia del rock’n’roll, los medios de radio y televisión y la ayuda a los desastres, y generó el megaconcierto de beneficencia, como lo conocemos hoy, incluso Live 8 del propio Geldof, el concierto benéfico que presionó a los gobiernos a abolir la pobreza extrema.

La historia comenzó en 1984 con una canción, cuando Bob Geldof, de la banda irlandesa Boomtown Rats, leyó un informe de prensa sobre la hambruna en Etiopía, la culminación de un desastre que venía avecinándose hacía largo tiempo, desde las graves sequías en 1981. Geldof se sintió impulsado a recaudar dinero y crear conciencia entre el público, con la producción de un single cuyas ganancias pasarían a beneficencia. Junto con Midge Ure, del grupo de rock británico Ultravox, Geldof compuso la canción “Do They Know It’s Christmas?” (¿Acaso saben que es Navidad?) y consiguió los mejores artistas de la época en el Reino Unido para grabarla. El single pasó directamente a Número 1 en la lista de éxitos del RU y vendió más de 3 millones de ejemplares, convirtiéndose rápidamente en el single de mayor venta en la historia del RU.

Pero Geldof pensó que este esfuerzo no era suficiente. De modo que, junto con Ure, planearon Live Aid, un concierto de rock simultáneo en varios lugares, que sería una muestra de unidad mundial y ayuda para Africa. El concierto reunió a casi todos los nombres más famosos del rock: Madonna, David Bowie, Paul McCartney, The Who, Queen, Led Zeppelin y muchos más. Durante todo el concierto, que duró 16 horas, los televidentes llamaban por teléfono ofreciendo donaciones, que en un momento alcanzaron 433 dólares por segundo. Los cálculos recientes estiman que se habían recaudado 216 millones de dólares para beneficencia como resultado directo de los conciertos.

Aparte de concentrar la atención del mundo en el problema del hambre, esta extraordinaria demostración de apoyo público forzó a los gobiernos a ocuparse del problema. “Provocó un cambio en unas 30 legislaturas que gobernaban la ayuda multilateral y bilateral,” dijo Geldof. “y creó un sentido de poder: que tú no eras impotente en cara a una monstruosa tragedia humana, que los gobiernos debían tomar nota de ti, que había una conexión entre tú y otra gente — y que existían deberes y obligaciones.”

“Creó algo muy poderoso. Por primera vez, habíamos echado un lazo electrónico alrededor del planeta y la gente de la calle estaba discutiendo el problema.”

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
  • del.icio.us
  • Blogger
  • Yahoo! Bookmarks
  • Technorati
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google Reader
  • email
  • Digg

This post is also available in: Inglés, Francés